Patronato García Lorca
 
Indice
Patronato Cultural Federico García Lorca
 
Casa Museo
Casa museo
 
Centro de estudios Lorquianos
Centro de estudios Lorquianos
 
Territorios Lorquianos
Territorios Lorquianos
 
Lorca y su tiempo
Lorca y su tiempo
 
Mar de lunas
Lorca y su tiempo
 
mariana pineda, unas paacuteginas, una emocioacuten
 
MARIANA PINEDA, UNAS PGINAS, UNA EMOCIN
Venta directa y on line
Edicin de ngeles Mora
28 de Enero de 2021 - 28 de Enero de 2021
Punto de venta LIBRERA BABEL GRANADA

El Patronato Federico García Lorca de la Diputación de Granada continúa con su labor editorial para difundir la vida y obra del poeta de Fuente Vaqueros sacando a la calle una nueva publicación: <<Mariana Pineda, unas páginas una emoción”. No se trata de una nueva edición del drama lorquiano con su texto completo. Tal vez el subtítulo que Ángeles Mora ha elegido a este trabajo define con más exactitud lo que el libro reúne: “unas páginas, una emoción”, la emoción la pone con su preliminar la poeta cordobesa y el resto son una selección de documentos sueltos que arropan cuatro páginas de uno de los manuscritos de la obra que en este caso se conserva en el archivo del Museo Casa Natal FGL de Fuente Vaqueros.
Este libro se suma a la larga lista de publicaciones del Patronato, cuyo objetivo es dar a conocer su patrimonio documental y artístico y hacerlo más accesible a los investigadores. Esta senda se remonta a los años ochenta y noventa del siglo pasado, con las colecciones de facsímiles que se pusieron en marcha y que estuvieron al cuidado, exquisito, de Claudio Sánchez Muros, dirigidas por Juan de Loxa, entonces Director de la casa museo: Charla sobre teatro, El Retablillo de Don Cristóbal, Una carta a Rafael Alberti o el poema “Bhuda”, entre otros.
Este es el tercer tomo de una colección que, pese a que no se concibió como tal desde el principio, va tomando cuerpo y este es su tercer tomo. El número uno de la misma reunió las seis cartas que Federico García Lorca escribió a Eduardo Rodríguez Valdivieso y que Valdivieso conservó en secreto durante lustros; el segundo el manuscrito de “Charla sobre teatro”, ese discurso imprescindible para comprender su postulado teórico respecto a la función que tenía que cumplir el teatro de su tiempo. En ambos casos la persona a la que se encargó el preliminar fue Juan de Loxa, que entre otros muchos detalles va contando la intrahistoria de esos documentos únicos hasta que llegaron a Fuente Vaqueros. El testigo para este tercer número ha pasado a la poeta Ángeles Mora, que desde el primer momento entendió este encargo como un regalo. Con el título “Federico García Lorca y Mariana Pineda, unas páginas una emoción”, Ángeles va dibujando una geografía de la obra y su autor, desplegando a lo largo del texto el mítico personaje de la Mariana lorquiana y el Lorca de Mariana, la mujer, el poeta, la heroína, el dramaturgo, el amor y la muerte impuesta.
Para mí ha sido un regalo, sin duda, preparar esta edición, pero también un serio compromiso asumido con gusto y con sentido de la responsabilidad. Porque las figuras
de García Lorca y Mariana Pineda se encuentran unidas y muy vivas en mi corazón y en el corazón de esta ciudad: mítica Mariana Pineda, la heroína de la libertad y mítico el genio universal de Federico, héroe también sin duda de la libertad. Ambos grandes y gloriosos granadinos.

Si García Lorca es un genio a quien el mundo entero admira sin reservas, si la altura y potencia de su poesía no tiene medida y su teatro revolucionó la escena del momento y rompió todos los moldes, Mariana Pineda es un símbolo inolvidable de libertad, entereza, valor y lucha. Por eso parece inevitable que la especial sensibilidad de Federico García Lorca no pudiese dejar a un lado o pasar de largo ante la historia de esta excepcional paisana suya. Pero no era fácil, era incluso un reto temerario. No, de ningún modo era fácil, en la época en que Lorca lo hizo, representar una obra que fuese un homenaje a la figura de esta heroína de la causa liberal. España vivía entonces bajo la Dictadura de Primo de Rivera. También tenía Lorca ciertas dudas sobre cómo concretar sus ideas estéticas, tenía un cierto miedo que podríamos llamar artístico: ¿cómo crear la obra de arte moderna y compleja que él quería crear a partir de un romance popular, de un drama de leyenda?

El libro tiene como eje principal las cuatro hojas manuscritas correspondientes a dos fragmentos de la Estampa tercera y última de Mariana Pineda, posiblemente es uno de los primeros borradores de la obra. Las cuartillas escritas a tinta se reproducen en facsímil a tamaño real y se transcriben enfrentadas para cotejarlas con los fragmentos del texto definitivo que vio la luz en vida del autor, publicado en la colección La Farsa en 1928. Aunque breves, estos fragmentos conservados ejemplifican lo que todo proceso de escritura: “En la versión de La Farsa se refleja claramente todo el trabajo que hay entre el manuscrito de una obra de teatro y el texto final de la obra, que ya recoge con minuciosidad todos los detalles de lo que será la representación teatral y con un texto mucho más desarrollado y perfeccionado hasta en los más mínimos detalles. Esa obra donde aflora ya toda la fuerza poética del teatro lorquiano”.
No se trata de una edición crítica, en sentido formal del texto, como reseña Ángeles Mora, <<Lo que nos importa, sobre todo, es que estas hojas manuscritas, con sus tachaduras y anotaciones salidas de la mano de Federico, no se queden sólo en los valiosísimos archivos lorquianos que se conservan en la Casa Museo de Fuente Vaqueros, sino que podamos darlos a conocer públicamente junto a los otros interesantes documentos>>.
Entre los documentos se reproducen están: una carta dirigida a su familia, fechada en el otoño de 1924 (cuatro años antes del estreno), donde sin embargo Federico trasmite a los suyos el entusiasmo que en Madrid está suscitando la lectura de la obra incluso les anuncia su posible estreno en ese mismo año, cosa que se irá demorando años hasta que la compañía de Margarita Xirgu la puso en escena por primera vez en el Teatro Goya de Barcelona, el 24 de junio de 1928.
La cubierta y páginas sueltas interiores de La Farsa; un boceto original para un decorado del estreno dibujando entre Salvador Dalí, su hermana Anna María y el propio Federico que deja su impronta en algunos detalles del dibujo (donado por un familiar de la familia del pintor) junto a varios recortes de prensa con curiosas caricaturas hechas por Fresno para ilustrar algunos de los estrenos como el que tuvo lugar en el Teatro Cervantes de Granada el 29 de abril de 1929, al que asistieron amigos y familiares, además de importantes personalidades del mundo de la política y la cultura como Fernando de los Ríos o Manuel de Falla, de los que deja constancia expresa el dibujante.
Salvo la carta, que compró el Patronato a un coleccionista particular, el resto de documentos originales han sido donados –algunos de forma anónima- por diferentes benefactores que de forma desinteresada los han confiado a esta institución.
 
 
 

VIAJE A LA LUNA

Guion cinematográfico de Federico García Lorca. Nueva edición del Patronato FGL
 

EL DON DE ENRIQUE (I) por Pedro G. Romero

El cantaor construye sus herramientas asumiendo formas de cantar, escuelas diferentes y heterodoxas para el canon de su tiempo, escuchando, abriéndose a otras músicas, a formas degeneradas de flamenco
 

Homenaje a Federico García Lorca y a todas las víctimas de la guerra civil española

84 años del fusilamiento del poeta
 
Diputación de Granada
Universo Lorca
Todos los derechos reservados © 2009 Patronato Cultural Federico García Lorca. Diputación de Granada | Aviso Legal | casamuseolorca@dipgra.es